La transformación implica necesariamente un cambio de visión. Si no hay un cambio de visión no hay una transformación social, pero, ¿qué implica un cambio de visión? Cambiar la visión significa ir un poco más allá de lo que percibimos en la superficie de los procesos; significa comprender la complejidad de los contextos sociales y lo mucho que éstos tienen que aportar en la construcción de los nuevos sentidos de las expresiones estéticas. La transformación implica observación, cambio de perspectiva. La visión es dignificar a la comunidad, dignificar al otro y comprenderlo como agente de conocimiento y, por lo tanto, interlocutor.

El arte en los procesos de reparación simbólica, convivencia y no repetición, va más allá de “intervenir” o cambiar a las personas. Se trata de, conjuntamente, pararnos con el otro desde un nuevo lugar y ver desde un panorama distinto.

A continuación los murales realizados por los Renacientes del Centro “Juan Andrés Palacios Asprilla” con el acompañamiento del maestro Leison Rivas, estudiante del programa de Educación Artística de la Universidad Tecnológica del Chocó y miembro de la Corporaloteca UTCH.

IMG_0173.JPG
IMG_0184.JPG
_MG_2033.JPG